15 fevereiro 2008

ESCUCHA

Escucha, poeta de la permanencia, del cambio y del conflicto,

¿no es acaso la lengua como el río

y según el autor del Fedro y el Cratilo

las letras con sus formas, la arcilla del olvido?

.

Hosti el extranjero, metáfora que nace

y luego el enemigo

metáfora que muere, el léxico nos convence

y la memoria se oscurece

.

¿Qué queda ya de aquella, la metáfora primera?,

sino unas tenues huellas que el tiempo ha diluído

o quizás el tiempo haya hecho nada

y el extranjero haya sido siempre el mismo,

sombra de lo ajeno, sombra del olvido

.

¿Acaso con las letras que el alma nos devela

no lo hemos comprendido?

.

Recebido por e-mail de Pablo Cúneo, psicanalista do Uruguai

Um comentário:

ckiraly disse...

Muito belo o poema. Minha admiração ao Pablo Cúneo e a ti Rogério por sua simpatia. Que faz com que os mais distantes lhe mandem pérolas.
Um abraço,
Cesar Kiraly